martes, 25 de febrero de 2014

Una entrada del blog amigo: "La ciencia de la vida"

La Geología de El señor de los anillos [Colaboración]

Esta entrada que os dejo hoy no es mía, sino una colaboración especial de un colega, un compañero de fatigas en esto de la enseñanza. Su nombre es Andrés Alcalá @analcagu42 y es profesor de Ciencias naturales y de Biología y Geología en el IES San Albino, de la localidad de Paradas, en la provincia de Sevilla.
Andrés se puso en contacto conmigo para proponerme colaborar en el blog con una presentación que había preparado sobre la Geología de El señor de los anillos, sugerida por una de sus alumnas de 4º de ESO, Rebeca Suárez Pastor, y que utilizaría en sus clases de 3º. Por supuesto que le dije que sí, y me ha gustado tanto, que lo he invitado a que se anime a colaborar con otras entradas de este estilo, ya que estaría encantado de publicarlas. Así que, tras el salto, podéis leer la estupenda entrada friki-geológica de Andrés Alcalá, modificada y ampliada por mí (por supuesto con el permiso de Andrés) para adaptarla al formato blog.

Mapa topográfico de la Tierra Media. Fuente


El mundo de Tolkien.
Todos conocemos la saga de El señor de los anillos, historia épica creada por el escritor británico J. R. R. Tolkien y llevada al cine por el popular director Peter Jackson en tres entregas. En La comunidad del anillo, Las dos torres y El retorno del rey, conocemos a sus personajes y la trama de la historia, por lo que no vamos a contar nada de eso aquí, aunque indirectamente tendremos que mencionar algunos detalles para poder hacer una pequeña reflexión sobre algunos de los aspectos geológicos sencillos que se muestran en la trilogía a través de sus paisajes.

Mapa de la Tierra Media. Fuente
En el mapa de la Tierra Media podemos observar de un solo vistazo que la riqueza de paisajes, escenarios y localizaciones descrita en el libro es muy amplia y difícil de trasladar a imágenes, aunque en la trilogía cinematográfica de El señor de los anillos se hizo un trabajo más que digno. Analicemos pues algunas de las localizaciones más destacadas.
La Comarca. El mundo de los hobbits.
La historia comienza en Hobbiton, un pueblo de La Comarca, donde habitan el hobbit Bilbo y su sobrino Frodo Bolson. Este maravilloso lugar es un sitio apacible de suaves colinas donde predomina el verde, donde estos pequeños personajes construyen sus casas en forma de agujeros-hobbits. Las principales elevaciones de la zona son las Quebradas Lejanas, las Lomas Blancas, las Colinas de Scary y las Colinas Verdes.

Las colinas de La Comarca. Fuente
En el mundo real podríamos deducir que La Comarca se sitúa en un bioma de pradera de climas suaves, abundante lluvia y veranos no demasiado cálidos. Geomorfológicamente hablando, se trataría de un valle con ríos de pequeña importancia que verterían sus aguas a otro mayor. Los principales son los ríos Baranduin y el Río de la Comarca. Entre los arroyos destacan el arroyo Cepeda, el Tornasauce, el Agua y el del Cardo. Es de destacar que la lluvia sería el agente geológico principal, el cual habría acabado dando ese aspecto suavizado a las colinas donde viven los hobbits.

Set de grabación de las escenas en Hobbiton. Fuente
Las localizaciones para la grabación de esta parte en la película fueron encontradas en Matamata, una región de Nueva Zelanda que presenta el mismo aspecto en la realidad.

Matamata en Nueva Zelanda. Fuente
Amon Sûl. La herida de Frodo.
En Amon Sûl, la cima más al sur de las Colinas del Viento, en medio de Eriador ("Tierra solitaria" en lengua sindarín), Frodo recibe una herida que marcará su vida. El lugar donde ocurren estos hechos es un otero o cerro testigo, situado en una planicie, y en cuya cima nos encontramos las ruinas de una antigua atalaya, lo cual era una práctica muy habitual en el periodo medieval en Europa.

Aragorn y los hobbits acercándose a Amon Sûl. Fuente
Los cerros testigos u oteros (o también conocidos como mesas) son cerros aislados en zonas llanas, unas formaciones geológicas consecuencia de la erosión diferencial de formaciones de estratos situados horizontalmente. Al haber estratos de materiales blandos y estratos de materiales más resistentes y debido al aumento de la erosión producida por los ríos en las capas blandas se van formando colinas, y si la altiplanicie es atacada por la erosión por todos lados aparecen los cerros testigo con las cumbres planas. Son pues, los "testigos" de la plataforma que existió en ese lugar hace millones de años, y de ahí el nombre. Son muy comunes en cuencas sedimentarias. El sitio real donde se grabó esta historia está en la comunidad de Waikato en Nueva Zelanda. Una zona donde hay muchos acantilados de piedra caliza y cantos rodados.

Cerro testigo. Fuente

Cerro testigo. Fuente
Rivendel. El hogar de los elfos.

La grave herida que Frodo recibió en Amon Sûl solo puede curarse en Rivendel, hogar de los elfos, la raza de inmortales. Rivendel se encuentra en la región de Eriador, cerca del Bosque de los Trolls, en el borde de un desfiladero del río Bruinen, oculto en los páramos y colinas de las Montañas Nubladas.

Rivendel. Fuente

El paisaje que lo rodea es sencillamente espectacular, ya que se trata de una hoz o garganta con multitud de surgencias,  que indicarían que nos encontramos ante un paisaje kárstico. Muchas de las espectaculares escenas de Rivendel se tomaron en Kaitok Regional Park, en el centro de Wellington, donde todavía hoy en día hay diversos carteles indicando los lugares donde se realizaron grabaciones.

Parque Nacional de Kaitok. Fuente

Paisaje kárstico real. Fuente
Espectacular imagen de Bilbo en Rivendel (El hobbit)

A la entrada del reino de los elfos, nos encontramos con el río Anduin, donde la magia élfica y la corriente de agua (o Arwen en la película) salvan a Frodo de ser capturado por los Nazgûl,  que lo habían herido en Amón Sul, en un de las escenas más épicas de la obra.

Los Nazgûl cabalgando por el río Anduin. Fuente
El Anduin es un río que transcurre por un terreno calizo, y tiene un bonito color azulado. Las paredes abruptas marcan también este tipo de paisajes.

Aguas azules en un río real semejante al Anduin. Fuente
Moria, la ciudad de los enanos.

Tras formarse la Comunidad del anillo, compuesta por Frodo, Sam, Pippyn, Merry, Aragorn, Gandalf, Gimly, Légolas y Boromir, estos tienen que viajar a través de las minas de Moria, también conocidas como Khazad-dûm, la Mina del Enano, un antiguo lugar donde reinaban los enanos. Tras franquear la entrada, surgen acontecimientos varios que afectarán gravemente a la comunidad...
Nuestros héroes a los pies del lago glaciar ante las puertas de Moria. Fuente
En la entrada podemos reconocer un lago glaciar, donde también habita un terrible monstruo. En el interior, son reconocibles las galerías que forman las cuevas y cavernas típicas de los paisajes kársticos, excavados en la roca caliza o en dolomías, amplificados y redecorados para la ocasión en la película por potentes programas informáticos de generación de imágenes.

Las impresionantes minas de Moria. Fuente
Un hecho que a priori podría parecer contradictorio o erróneo geológicamente hablando, es la aparición de un demonio de las profundidades, un terror antiguo conocido como el Balrog, al que tiene que hacer frente Gandalf el Gris. Hablamos de contradicción o incorrección puesto que estamos moviéndonos en un paisaje kárstico y por lo tanto no tiene mucho sentido la aparición de un demonio de magma y fuego (que encajaría mejor en un paisaje magmático). Pero podemos buscar soluciones, la primera y más sencilla en la propia descripción del monstruo, ya que nos referimos a él como un demonio de las profundidades, por lo que es posible que bajo el terreno kárstico hubiera una zona magmática con cuevas primarias volcánicas, de donde provendría este engendro. Y la otra solución posible es que desde primera hora hubiéramos hecho mal la deducción y los terrenos de Moria no son calizos o dolomíticos, y las galerías no han sido excavadas por el agua y ampliadas después por los enanos, sino que todo ese complejo trabajo es obra de esta incansable raza de hombres pequeños, fuertes y barbudos.

Gandalf contra el Balrog en la salida de las minas de Moria. Fuente
Los gigantes de Argonath.

Frente a Nen Hithoel, en ambos márgenes del río Anduin, para marcar el punto en que el «Gran Río» cruzaba el antiguo límite norte del reino, se encuentran los gigantes monumentos de los Argonath, dos colosales monumentos que representan a Isildur y Anárion, hijos de Elendil, los primeros reyes humanos.

Los Argonath
En la película los observamos imponentes como una imagen virtual que se superpone sobre una enorme garganta que modela el río a su paso sobre materiales calcáreos. El río Kawuarau en Nueva Zelanda fue utilizado para grabar esta maravillosa escena de la película.

Río Kawuarau. Fuente
Edoras, el reino de los caballos.
Edoras, es una ciudad, capital de Rohan, descrita en la obra de Tolkien como una de las últimas esperanzas, junto a Minas Tirith, para poder hacer frente al mal encarnado por Sauron y sus hordas de orcos.

Edoras. Fuente
Está ubicada sobre una colina de verde hierba, a los pies de las Montañas Blancas y cerca de allí se encuentra el río Nevado, que rodea la ciudad por el norte. El castillo dorado de Medulsed, en el centro de Edoras se encuentra situado sobre un promontorio en una amplia llanura estaparia de origen glaciar. Un amplio pedimento recubre el valle sobre el que discurren arroyos glaciares. La abundante vegetación en forma de hierba sirve de alimento para los caballos del valle.

Aragorn, Légolas y Gandalf llegando a Edoras. Fuente
Para la película se construyó un set a escala real de la ciudad en el monte Sunday, en el valle Rangatata en la Isla Sur de Nueva Zelanda. Toda la grabación se realizó con tomas reales, incluyendo los paisajes y las ciudades, sin uso de imágenes generadas por ordenador.

Monte Sunday. Fuente
Llanuras de Rohan. Fuente
La batalla del Abismo de Helm.
El punto culminante de la segunda entrega, Las dos torres, se desarrolla en el Abismo de Helm, donde se refugian los habitantes de Rohan con su rey, Theoden.

Mapa topográfico del Abismo de Helm. Fuente

Abismo de Helm. Fuente
El abismo es un enorme cortado vertical en la que se forma un estrecho paso. Es muy probable (la disposición de los estratos no está clara del todo) que se pueda tratar de un antiguo valle glaciar rellenado por material arrastrado por corrientes de agua procedente del deshielo de los glaciares.

Los rohirrim llegando al abismo de Helm. Fuente
Minas Tirith, la última esperanza.
En Minas Tirith, la capital de Gondor y sede del senescal del rey, Denethor II, padre de Boromir y Faramir, está la última esperanza de los hombres de la Tierra Media. Minas Tirith es una grandiosa ciudad-fortaleza, construida en la base de un enorme peñón rocoso. Está rodeada por una gran pared anillada que circunda los Campos del Pelennor. La ciudad en sí misma fue construida sobre La Colina de la Guardia que a su vez se apoyaba en un risco que se elevaba hasta alcanzar el muro del Sexto Nivel y que formaba parte de la ladera oriental del monte Mindolluin.
Mapa de Minas Tirith. Fuente

Gandalf llegando a Minas Tirith. Fuente
El peñón es una formación glaciar, rellena por materiales diversos, arrastrados por los diferentes arroyos y cuencas que vierten sus aguas al valle principal, donde discurre un río sobre los anteriores materiales.

Minas Tirith en la ladera del monte Mindolluin. Fuente

El Sendero de los muertos.
Mientras Minas Tirith se defiende, Aragorn viaja por el Sendero de los muertos, un tenebroso paso en las Montañas Blancas, que comunicaba Rohan con las regiones del sur de Gondor, en busca de un ejército de hombres fantasma, dispuesto a exigirles que cumplan la deuda que tienen para con su familia, en su condición de rey de los hombres y pedir su ayuda.

Paisaje donde se rodaron las escenas del Sendero de los Muertos. Fuente

El ejército de los Muertos. Fuente
La localización donde transcurre esta parte es un paisaje de badlands, que son un tipo de paisaje árido y de litología rica en lutitas, muy erosionado por el agua y el viento y formado por cañones, cárcavas, barrancos, canales y chimenea de hadas (columnas de roca con formas en sus picos). Habitualmente resulta difícil caminar por ellas. Las localizaciones de la película para esta parte fueron rodadas en Putangirua Pinnacles, en Nueva Zelanda.
Badlands. Fuente

Chimeneas de hadas. Fuente
Mordor, el feudo del Señor Oscuro.
En Mordor se encuentra el Monte del Destino. Esta tierra desolada e inhóspita, al este de Gondor, es el lugar donde nuestros héroes, Frodo y Sam tienen que llegar; el lugar donde el Anillo Único se forjó y por tanto donde debe ser destruido... Pero está vigilado por el Ojo que todo lo ve, el Ojo del Sauron...

Mapa de Mordor. Fuente

El ojo de Sauron y el Monte del Destino. Fuente
Su geografía se compone principalmente de tres tipos de terreno volcánico: la Meseta de Gorgoroth, las Llanuras de Lithlad (una llanura de ceniza), y las enormes murallas montañosas formadas por dos grandes cordilleras que se unen en un ángulo al noroeste, y que dan a Mordor la forma de, más o menos, un cuadrado abierto por el lado oriental.

Terreno volcánico en Mordor. Fuente
En definitiva, el lugar donde tienen que llegar Frodo y Sam, es un volcán en erupción, el Monte del Destino. El resto de terrenos que lo rodean se corresponden con un paisaje volcánico, abundante en materiales expulsados por el volcán en diferentes erupciones, libre de vegetación y con lagos sulfurosos, fumarolas y emanaciones vaporosas. La localización real en Nueva Zelanda donde grabaron las escenas de Mordor, corresponde al volcán Tongariro, un volcán activo en la actualidad.
Volcán Tongariro. Fuente
El Anillo único en la lava del Monte del Destino. Fuente
Tectónica de placas Tolkeniana.

En el mundo creado por Tolkien podemos definir seis placas tectónicas para intentar explicar los fenómenos geológicos que han dado lugar a los paisajes descritos anterioremente, cuyos nombres son: Forlindon, Eriador, Forodwaith, Rhovanion, Mordor y Harad. Para conocer la tectónica global de la Tierra Media leed este fantástico y completo artículo.

Placas tectónicas en la Tierra Media. Fuente
Espero que hayáis disfrutado del post de Andrés tanto como lo hice yo, tanto en la presentación original como durante la modificación para transformarlo en entrada. Enhorabuena Andrés; y  por supuesto que estamos encantados de recibir más colaboraciones de este nivel.
 
(Fuente)

No he modificado NADA la entrada de este blog: "La ciencia de la vida". Me parece estupenda!
Mil gracias, Carlos

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Comparte en la web