domingo, 3 de octubre de 2010

Mirando el interior

Radiografía o Rayos X
 Probablemente te hayas sometido alguna vez a un examen con rayos X de alguna parte de tu cuerpo. Los profesionales de la salud los usan para observar los huesos rotos, problemas en los pulmones y el abdomen, caries dentales y muchos otros problemas. Por ejemplo, las mamografías usan rayos X para observar tumores o áreas sospechosas en los senos.

La tecnología de rayos X usa radiación electromagnética para producir imágenes. La imagen se registra en una película o placa llamada radiografía. Las partes del cuerpo aparecen claras u oscuras debido a las distintas tasas de velocidad a las que los tejidos absorben los rayos X. El calcio de los huesos lo hace al máximo, por lo que los huesos se ven blancos en la radiografía. La grasa y otros tejidos blandos absorben menos y se ven grises. El aire absorbe menos, por lo que los pulmones se ven negros.

Los estudios con rayos X no duelen, son rápidos y fáciles. La cantidad de exposición a la radiación que recibe durante un estudio con rayos X es pequeña.


Una mamografía es un tipo especial de radiografía de las mamas. Las mamografías pueden mostrar tumores mucho antes de que tengan un tamaño suficiente para que usted o el médico puedan percibirlos. Se les recomiendan a las mujeres que tengan síntomas de cáncer de seno o que presentan un mayor riesgo de desarrollar la enfermedad.

Las mamografías son rápidas y fáciles. Usted se pone de pie delante de un aparato de rayos X. La persona que hace el estudio coloca la mama entre dos placas plásticas. Las superficies presionan la mama haciéndola más plana. Esto puede resultar incómodo, pero ayuda a obtener una imagen clara. Se le tomará una radiografía de cada mama. La mamografía se toma apenas unos segundos y puede ayudarle a salvar su vida.


La ecografía o ultrasonido aprovecha las ondas sonoras de alta frecuencia para observar órganos y estructuras dentro del cuerpo. Los profesionales de la salud los usan para ver el corazón, los vasos sanguíneos, los riñones, el hígado y otros órganos. Durante el embarazo, los médicos usan las pruebas con ultrasonido para examinar el feto. A diferencia de las radiografías, la ecografía no implica una exposición a radiación.

Durante la exploración, un técnico especial o un médico mueve un dispositivo llamado transductor sobre alguna parte del cuerpo. El transductor envía ondas sonoras que rebotan en los tejidos dentro del cuerpo. El transductor también captura las ondas que rebotan. Las imágenes se crean por medio de estas ondas sonoras.













Los estudios con imágenes por resonancia magnética (IRM) usan un gran imán y ondas de radio para observar órganos y estructuras que se encuentran dentro del cuerpo. Los profesionales de la salud utilizan las IRM para diagnosticar una variedad de afecciones, desde rupturas de ligamentos hasta tumores. Las IRM son muy útiles para examinar el cerebro y la médula espinal.

Durante la exploración, el paciente se acuesta en una mesa que se desliza dentro de un aparato cuya forma aparenta ser un túnel. La realización del estudio suele demorar y el paciente debe permanecer inmóvil. La exploración no causa dolor. La máquina de IRM es muy ruidosa. El técnico puede ofrecerle tapones para los oídos.

Antes de realizarse un estudio, dígale al médico si:
  • Está embarazada
  • Tiene piezas de metal en su cuerpo. Usted puede tener metal en su cuerpo si tiene lesiones de bala o metralla o si es soldador
  • Tiene dispositivos electrónicos en el cuerpo, como un marcapasos cardíaco




La tomografía computarizada (TC) es un procedimiento de diagnóstico que utiliza un equipo de rayos X especial para crear imágenes transversales del cuerpo. Las imágenes de la TC se producen usando la tecnología de rayos X y computadoras potentes.

Entre los usos de la TC se incluye la exploración de:
  • Huesos fracturados
  • Cánceres
  • Coágulos de sangre
  • Signos de enfermedad cardiaca
  • Hemorragia interna

Durante un procedimiento de TC, el paciente permanece inmóvil sobre una mesa. La mesa pasa lentamente a través del centro de una gran máquina de rayos X. El procedimiento no causa dolor. Durante ciertas pruebas, el paciente bebe un tinte de contraste que ayuda a que algunas partes del cuerpo se vean mejor en la imagen.
(Fuente)

Radiografía

Mamografía

Ecografía


 Resonancia magnética


TAC

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Comparte en la web