domingo, 20 de febrero de 2011

Oído

"Soy todo oídos"... me gusta escuchar!
El mundo está lleno de sonidos. Pero no oímos todos los sonidos que se producen a nuestro alrededor. La percepción es selectiva. Por ejemplo, en el aeropuerto estamos atentos, pero sólo escuchamos de verdad cuando oímos nuestro número de vuelo. Seleccionamos inconscientemente la forma de escuchar. Incluso podemos llegar a bloquear la escucha de una frecuencia! El doctor Tomatis comprendió lo que hoy la neurociencia constata: que bloquear la escucha de una frecuencia concreta puede tener que ver con un trauma psicológico, un conflicto anímico. Tomatis era físico y otorrinolaringólogo. Nació en París y trató a la soprano Maria Callas, a la actriz Romy Schneider y al actor Gerard Depardieu. Creó su propio método, el método Tomatis. Sometía a sus pacientes a sesiones de escucha de ese registro para activar los enlaces neuronales inhibidos. El paciente, entonces, volvía a escuchar bien el mundo. Su mundo. Y es que el oído puede variar la percepción de lo real. ¿Cómo interpreta nuestro cerebro las señales nerviosas que provienen del oído? Josep de Haro, otorrinolaringólogo, tiene la respuesta. Otros como el enólogo Jaume Gramona investiga cómo el sonido puede influir en el cava y Pep Palau, gastrónomo, estudia a qué saben los sonidos. tres14 habla con ellos para saber ¿cuánto le dedica el cerebro al oído? ¿nos estamos quedando “sordos”?.







Enlázate

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Comparte en la web